La fiesta en paz

Estándar

09/Enero/2014

Si uno desglosa lo sucedido entre las últimas semanas del 2013 y los primeros días del 2014, no se puede salir del asombro sobre la cantidad de abusos que, sin despeinarse,  han cometido quienes poseen el poder político. Con el mayor cinismo, dispuestos a enviar un mensaje muy claro a cualquiera que se atreva a protestar, expresar su disidencia o, peor aún, a tratar de estructurar algún tipo de oposición al modelo que se va extendiendo como una densa capa de neblina por todos los rincones. A eso coadyuva el silencio cómplice de mucha gente. El silencio  de todos los que prefieren seguir haciendo buenos negocios o seguir cobrando del Gobierno.

O el silencio que se impone con las mordazas llamadas Ley de Comunicación y Decreto 16. Y una vez más, el silencio cómplice de gran parte de la sociedad, incluyendo políticos y académicos, que ya ni siquiera hablan del “proyecto”, sino que prefieren  mirar para otro lado.


El silencio de una seudo-oposición de juguete, que no se atreve a poner los puntos sobre las íes. O que no entiende lo que es el Ecuador de 2013 y lo que pasa en el tejido social, como bien señaló un excelente análisis de José Hernández, publicado en este Diario.  Pero, el más doloroso es el silencio de todas esas “buenas” gentes que prefieren tener la fiesta en paz, antes que meterse en líos:


“Esa, ¿cómo se llama?


– Pachamama


(Esa misma) …Es una fundación y, además, recibe fondos del exterior y eso es sospechoso”.


“Y esos otros. Los del MPD, profesores, comerciantes informales, estudiantes son unos tirapiedras”.


“O ese Cléver Jiménez se buscó que allanen su casa y oficina y se lleven las computadoras con la pornografía de funcionarios y con los documentos de unas denuncias temerarias.  Y qué decir del Villavicencio… Si le allanaron la casa con hijos y esposa en paños menores, no importa. Es sospechoso que haya sido sindicalista, activista, asesor de Jiménez y al mismo tiempo periodista. Y ya el Presi, dijo que ese no es periodista”.


“Y ese tal caricaturista Bonil, algo ha deber hecho. Y por no hablar de esos periodistas vendidos al Imperio que hasta quisieron buscar financiamiento para hacer un medio de comunicación. Son los más sospechosos: periodistas pagados por el Imperio”.


“- ¿Y los chats a Pedro Delgado en los que el Fiscal intercede a favor de una empresa y le dice que se cuide, cuando ya había confesado un delito?


¿Pedro quién?”


“- ¿Y el debido proceso con Pachamama?


¿Debido qué?”


“-¿Y la acusación para justificar la acción contra Jiménez y Villavicencio?


De qué hablas, si ellos espiaban al Presi. Mejor no mezclarse con esta gente. Vaya a ser contagioso. Vaya a ser que por salir en la foto con ellos, me quiten lo mío. Y es que es mejor callarse para tener la fiesta en paz. Para no molestar a nadie. No importan que el Presi sigue abusando del poder estatal. Al final se llevarán todo en las próximas elecciones y seguirá siendo el Mejor Presidente de todo el Universo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s